Muchas veces las mamás nos preocupamos por cómo transmitir a nuestros hijos buenos hábitos.

Nos imaginamos qué podemos decirles para que no coman azúcar blanco, bollería industrial o refrescos azucarados.

Otras veces estamos despiertas por las noches preocupadas por cómo hacer que nuestra hija tenga más confianza en sí misma y se despegue de nosotras para jugar con otras niñas de su edad.

Otras veces nos preguntamos cómo inculcar que nuestros hijos se laven los dientes después de cada comida.

O pensamos que estaría bien que nuestros hijos meditasen cada día para tener un cerebro más coherente, calmado  y tener una  energía más organizada.

 Pero pensamos ¿cómo le enseño todo esto? Hasta puede que lo hayas intentado  y que te desesperes explicándoles los beneficios de la meditación y ellos no te escuchen, solo quieran jugar con algo que han visto. O puede que estés harta  porque no se lavan los dientes hasta que no les das un ultimátum.

O incluso te enfadas porque todo el día estarían comiendo bollería y chocolate.

Pero déjame hacerte una pregunta

¿Puede que les estés diciendo…”no bebas refrescos que no van bien para tu cuerpo” mientras tú te estás tomando uno?

O Puede que le estés diciendo, “no coman más bollería” mientras tú la estás comiendo?

O puede que estés intentando inculcar a tu hija más seguridad en sí misma. Quieres que juegue con las niñas del parque y que se relacione con ellas pero tu cuando vas a una fiesta o a un encuentro con personas que no conoces, vas en busca de tu amiga, o no te mueves del lado de tu marido o simplemente te quedas apartada y no te relacionas?

Déjame hablarte de las neuronas espejo.

Todos tenemos estas neuronas y como su nombre indica producen un reflejo de lo que estamos observando. Gracias a estas neuronas podemos aprender.

Muchas veces nos preocupamos por inculcarles buenos hábitos a nuestros hijos, cuando la solución es muy fácil y además biológica. Únicamente tenemos que practicar con el ejemplo.

Si quieres que tus hijos no beban refrescos azucarados, tú no compres ni bebas refrescos azucarados.

Si quieres que tu hijo o hija medite para tener una mente más calmada y enfocada, medita tú cada día y que te vean.

Si quieres que tus hijos se laven los dientes después de cada comida, lávate tú los dientes después de cada comida. Ellos quieren imitar lo que hacemos los mayores.

Si quieres que tu hija tenga confianza en sí misma, trabaja en ti. Invierte tiempo en ti y que vea una mamá segura de sí misma y con autoestima. Ella te imitará.

Td.

 

 

TERESA DIES

Fundadora de Cambio holistico. No tiene una etiqueta para definirse. Simplemente acompaña a mujeres en su proceso de cambio, ya sea para sanarse, cambiar patrones de conducta o diseñar la vida que quieren vivir. Utiliza distintas técnicas como la nueva neurociencia, la meditación, PNL, la Hipnosis Ericksoniana y la Bioneuroemoción para reprogramar la mente. Como dice ella TODO EMPIEZA POR TI.

Está Licenciada en Administración y Dirección de Empresas. Está certificada como Acompañante de Bioneuroemoción formada por Enric Corbera por el ieBNE. Certificada Master Practitioner PNL por AEPNL y ha tomado 5 cursos con Dr. Joe Dispenza gran investigador de la nueva neurociencia.

AQUÍ PUEDES DESCARGAR LA MEDITACIÓN.

Convierte la meditación en un ritual para ir a dormir y disfruta de sus beneficios