¿Te  ha ocurrido alguna vez que dejas escapar oportunidades y luego te lamentas por ello?

A veces deseamos algo, un deseo fuerte, nos entusiasmamos solo de pensarlo. Y cuando aparece la oportunidad, la dejamos pasar.

¿Por qué?

A lo mejor no era exactamente lo que esperabas. A lo mejor pensabas que sería más fácil, más barato o cerca de tu casa y adaptado a tu horario. A lo mejor pensabas que se adaptaría totalmente a tus posibilidades.

O incluso es tan bueno, justo lo que a ti te haría ilusión que ni te permites ni te sientes merecedora de ello y te dices que…

“wauu, está superbién pero yo  allí no pinto nada. Al final no saldría bien.”

No sé cómo trabaja tu mente pero sí que sé muy bien cómo trabaja la mía.

Hace un año tuve la oportunidad de algo que me hacía mucha ilusión, me emocionaba solo de pensarlo. Pero lo dejé pasar porque mis pensamientos estaban dirigidos a que yo no era lo suficiente buena para aquello. Al final pasó el periodo de inscripción.

Lo dejé pasar.

Pero meditando diariamente vi con total claridad que me había auto saboteado. ¡Y yo trabajaba en esto!. En ayudar a mujeres a dejar de auto sabotearse y yo misma lo había hecho. ¿Cómo era posible que no me hubiera dado cuenta?

Es un trabajo meticuloso el que tenemos que hacer. En darnos cuenta qué programa inconsciente nos está dirigiendo, por mucho que pensemos que somos conscientes de ello hay muchas cosas que se nos escapan.

Tal y como decía Carl Gustav Jung

“hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá dirigiendo tu vida y tú lo llamarás destino.”

Para remediarlo, medité mucho tiempo con una intención clara, quería formar parte de esa oportunidad cuando volviera a aparecer. Combiné esa intención clara con una emoción elevada, como la gratitud por estar ahí o la ilusión por poder hacerlo. Repasé mentalmente como se presentaba otra vez la oportunidad, como está vez me lanzaba de cabeza y como la disfrutaba.

Visualizar lo que deseamos es muy potente porque:

1- Centramos nuestra atención en lo que SI DESEAMOS.

Y donde pones tu atención pones tu energía.

2- cuando se presenta la oportunidad, la reconocemos y vamos a por ella.

El auto saboteo se detiene.

Así que te animo a que utilices la visualización creativa para vivir y disfrutar lo que de verdad quieres experimentar  en tu vida.

Y muy importante que lo sientas, no únicamente que lo visualices sino también que lo sientas, combinándolo con emociones elevados como la gratitud, el entusiasmo, la compasión, la alegría ….

Y ahora me encantaría que dejaras tu comentario y me compartieras si a ti alguna vez también te ha sucedido que has dejado escapar alguna oportunidad por el motivo que fuera, o lo primero que haya venido a tu cabeza leyendo este post. Todos, todos vuestros comentarios nos enriquecen a todas.

Con cariño,

Td.