LA MEDITACIÓN.

 

¿Qué significa meditar?

Meditar es simplemente aprender a controlar nuestra mente.

Esta respuesta así de sencilla es la que di a mis hijos.

No es algo que solo pueden practicar unos cuantos, no es algo esotérico, no es algo que está de moda últimamente. No, no es nada de eso.

Meditar te ayuda a tener un cerebro sano, balanceado y enfocado.

Además meditar tiene números beneficios en tu cerebro físicamente y en tu cuerpo. En definitiva en tu salud. Y cada vez hay más estudios científicos que lo apoyan y lo demuestran.

Me he propuesto desmontar uno por uno los mitos de la meditación para que puedas perderle el miedo o la incredulidad a esta poderosa práctica que puede cambiar tu vida si la adquieres como un hábito.

Allí vamos 🙂

MITO 1: LA MEDITACIÓN ESTÁ DE MODA ÚLTIMAMENTE.

La meditación es una práctica milenaria. No es algo reciente. Lo que sí es reciente son los estudios científicos que se están llevando a cabo.

¿Y qué indica que cada vez más científicos estén dedicando su carrera y su tiempo y dinero a esta investigación? La respuesta es porque funciona y ellos mismos lo viven en sus propias carnes.

Yo misma soy de las que agradezco un montón que se estén haciendo estos estudios científicos.

¿Por qué?

Porque de esta forma cuando entiendes como funciona y los resultados que logras, cuando te debates entre ver la tele o descansar e irte a meditar, elijo meditar.

Porque cuando entiendes y te demuestran los resultados que obtienes en tu cerebro y tu salud, entonces cuando meditas pones más intención en hacerlo, y cuando pones más intención eres más efectiva y consigues antes resultados.

Porque cuando te demuestran los beneficios no tiras la toalla a la primera de cambio, no. Si un día no es tan bueno al día siguiente vuelves a intentarlo y de esta forma vas mejorando, porque desengañémonos, meditar no tiene un fin en el que por fin has llegado. Meditar es una práctica que nunca termina, siempre vas mejorando y experimentando distintas sensaciones.

Porque de esta forma no hace falta tener fe, hay escáneres cerebrales que lo demuestran.

Porque puede llegar a más personas y podrán beneficiarse de una mejor calidad de vida, reduciendo medicamentos, reduciendo ansiedades, estrés o depresiones.

Porque te pone en una situación de poder, no necesitas nada externo, el poder lo tienes tú y en tu fuerza de voluntad, de no rendirte y sentarte a meditar cada día.

Podría estar escribiendo largo y tendido muchos más porqués.

En definitiva, meditar no es algo que se haya puesto de moda.

Se medita desde hace miles de años. Y si una práctica a perdurado tanto y en distintas culturas por algo será…..

Si quieres iniciarte a meditar pronto podrás hacerlo aquí en Cambio holístico en INÍCIATE A LA MEDITACIÓN

En el próximo artículo desmontaré el mito 2.

Ahora me encantaría que escribieras en comentarios qué clase de resistencias tienes para iniciarte en la meditación o qué es lo primero que te viene a la cabeza cuando oyes la palabra meditación.

Un abrazo,

Td.

¡Ah! Y si crees que puede ayudar a alguien, compártelo y contribuye a su cambio.