LA MEDITACIÓN.

Desmontando mitos.

 

“No tengo suficiente tiempo para meditar” 

Este es el mejor de los mitos.

El tiempo es lo más justo y equitativo que hay para todo el mundo. Da igual que seas rica o pobre, estés soltera, casada o seas emprendedora, trabajadora o ama de casa. El tiempo es igual para todo el mundo. Todas las personas tenemos exactamente 24 horas al día.

Otra cosa es que hagas de meditar tu prioridad.

Como dice Deepak Chopra hay ejecutivos importantes que no se han perdido una meditación en 25 años.  Porque meditando son más eficientes, entrenan su mente para que esté calmada, coherente, su  respiración y su ritmo cardíaco se ralentizan, su presión sanguínea baja, y su cuerpo disminuye la producción de las hormonas del estrés y otros químicos que aceleran el proceso de envejecimiento.

De esta forma su cerebro se comunica mejor, piensa de forma efectiva, en posibilidades y su resultado es mucho más óptimo.

Así que todo lo contrario, no pierdes el tiempo, en realidad lo optimizas.

 

– Algo que puedes hacer cuando veas que no tengas tiempo de meditar y quieras hacerlo es decir:

Elijo “…………….” antes que meditar.

Por ejemplo:

Elijo ver Facebook a meditar.

Elijo ver la prensa del corazón a meditar.

Elijo mirar Instagram a meditar.

Elijo dormir 30 minutos más a meditar.

Elijo hablar por teléfono con una amiga a meditar.

Elijo trabajar 15 minutos más a meditar.

Elijo “ lo que sea” a meditar.

Esto te ayudará a ver a qué le estás dando prioridad en tu vida. Si deseas de verdad meditar y lo estás postergando, decirte esto va ayudarte a priorizar tu práctica de meditación para que puedas empezar a disfrutar de sus beneficios.

Porque meditar tiene muchos beneficios, si,  pero tienes que hacer de la meditación una práctica habitual, un hábito para disfrutar de todos ellos. Es lo mismo que ir al gimnasio, por ir un día no vas a estar en forma, tienes que ir habitualmente para estar en forma. Meditar es lo mismo. Es llevar tu cerebro al gimnasio y debes hacerlo practicarlo regularmente si quieres disfrutar de sus beneficios.

Si quieres iniciarte a la meditación y te apetece hacerlo acompañada,  para eso he hecho el programa Iníciate a la meditación.

Y ahora te pregunto ¿qué resistencias tienes para empezar a meditar? ¿qué miedos o prejuicios son los que te detienen?

Te agradecería que los pusieras en comentarios. De esta forma intentaré desmontarlos para que puedas empezar a meditar y experimentar sus beneficios.

Un abrazo,

Td.

¡Ah! Y si crees que puede ayudar a alguien, compártelo y contribuye a su cambio.